martes, 25 de enero de 2011

Do you understand?

Te quiero. Una frase pequeña que abarca muchas cosas. Abarca sonrisas, miradas, besos, abrazos, risas. Muchas cosas. Ocurre cuando encuentras a esa persona. Una persona que cuando lo conociste, no sabías que se convertiría en lo más importante de tu vida. Que con tan solo verlo, mirar su foto, incluso oírlo, esa sonrisa de tonta aparece en tu cara. Esa sonrisa que sólo él es capaz de sacarte. Cuando te quedas embobada mirando a un lugar determinado pensando en esa persona, y vuelve a salir, indiscretamente, esa sonrisa. cuando viene alguien y te dice: ¡despierta! ¿en que pensabas? y tú solamente puedes responder: en él. Y aunque sigas teniendo esa cara de boba, te encanta.

Disfuta, sin pensar en las consecuencias.

Ponte guapa. Saca los tacones, midelos y asegúrate de que superan los 10 centímetros. Póntelos y pierde el equilibrio hasta que te canses de caminar como un puto pato mareado y comprendas que tu también puedes deslumbrar. Ponte el vestido mas corto, apretado y sugerente que tengas. Vístete del color que menos les guste a tus padres. Píntante. El pelo suelto y revuelto, duerme en casa de una amiga que vuelva muy tarde a casa. Sal con tus mejores amigas y amigos, busca el chico perfecto, invitale a algo y vete; por muy pedo que él esté, si de verdad le gustó estar contigo se acordará de ti. Al cabo de un rato buscalo y dile que te debe una incitación a algo. Baila como si cada canción fuese la última. Cuando tus padres te llamen sal corriendo al lugar mas silencioso y diles que estáis viendo una peli y dentro de poco os iréis a dormir. Sigue con la fiesta hasta que venga tu amiga y te diga, venga nos tenemos que ir. Cuando llegues a su casa evita hablar con sus padres no olvides que la fiesta aun no acaba. Al día siguiente llega tarde a casa y cuando te pregunten di que no volverá a pasar. Suena el despertador y vuelta a empezar.

Pero solo me gustan si son contigo.


¿Quién no se acuerda de su primer beso? ¿Quién no se acuerda de su último beso? ¿Quién no recuerda esos besos que dio en el camino? Los besos transforman todo, son como una barrera, un muro que cruzas sin saber que te vas a encontrar del otro lado. Se te acelera el pulso como si el beso fuera la represa que se abre para dejar que un rio de sensaciones te recorra. Los besos no se dan con la boca, los besos se dan con todo el cuerpo. Los besos se dan con la memoria. Los besos son puentes que unen territorios imposibles, son la prueba que nuestra alma necesita. ¿Técnicamente que es un beso? ¿Dos bocas que se juntan? ¿Respirar el mismo aire? ¿Eso es un beso? Hay besos que no deseas, o no esperas, pero que llegan y no te sorprenden. Lo que te sorprende tal vez es que no sabes cómo ni por qué, pero te empieza a gustar. Eso sí que es inesperado.

I like it.

Me gusta la espuma del mar, me gustan las galletas Oreo, me gusta dormir, me gusta el cielo, me gusta sentir calor cuando me da el sol en la cara, me gusta el sonido de las olas, me gusta cantar en la ducha, bueno… Me encanta cantar en la ducha. Me gustan las caricias que me quitan el pelo de la cara, me gustan las sonrisas y las horas interminables hablando. Me gusta romper el papel por las líneas de puntos, chupar el Colacao que se queda pegado en la cuchara. Me gusta acercar la cara a los ventiladores y gritar, me encanta gritar y sentirme libre.Me gusta explotar burbujas, me gusta reír, me gusta el color gris, el azul, el negro, el amarillo y el violeta, me gustan todos los colores. Me gusta coger la nata con el dedo y ponersela a alguien en la nariz. Me gusta la gente que escribe en cualquier sitio, en servilletas, cuadernos, manos, paredes. Me encanta leer, y salir de mi realidad durante muchas horas. Me gustan los cuentos, los que acaban bien y también los que no. Me gustan los corazones dibujados en los árboles, me gusta el olor a gasolina, a nuevo y a papel. Me gusta el olor de las personas y también el recuerdo que ese olor me trae. Me gusta el olor a lluvia, a café recién hecho y a tostadas. Me gusta la gente que se besa por la calle, me gustan los atardeceres y ver amanecer. Me gustan los lazos, los zapatos de tacón y las gafas de sol. También abrir un libro y ver fotografías viejas o entradas de cine. Me gustan las cosas pequeñas y los detalles. No me gustan las marcas, pero sí las señales. Me gusta ser niña y adulta a la vez. No me gusta crecer, ni tomar decisiones pero me gusta vivir, aunque a veces diga que no. Me gustan mis ojos, pero odio mi nariz. Me gusta abrazar, y que me abracen. Y el frío, me encanta el frío. Me encanta el silencio y la música. Me gusta lo moderno. Me gustan las noches, ver la luna desde el balcón y las películas de amor. Me gustas tú.

Ella es increible.

Yo, como muchas de vosotras, tengo la suerte de contar con alguien siempre, pero no son cuatro, ni tres, ni dos personas: Solo una esta ahí siempre. Las otras están de vez en cuando o casi siempre y son geniales, pero como ella no hay otra. La que sabe que te pasa sin preguntar o la que se preocupa por preguntártelo. La que vive los peores y mas tristes momentos a tu lado y también los mejores y alegres momentos. La que es como una hermana, la persona mas divertida y aburrida del mundo. La que lo es todo y a la vez nada. La que aunque te haga la peor de las putadas, nunca la podrás olvidar. La que es capaz de darte lo que necesitas y lo que no sin esperar nada a cambio, la que te dice la verdad dolorosa para no destruirte con la mentira. Solo ella, tu MEJOR AMIGA, es capaz de hacer todo eso y mas, de serlo todo para ti y de quererte siempre.

Te quiero.

-Grítame.
- ¿Qué?
- Lo que has oído, grítame, fuerte, muy fuerte. Grítame todo lo que no quiero oír. Todos mis defectos, las cosas que no soportas de mí. Enfádate conmigo, dime que soy una niñata mimada y quejica, que a ver si un día maduro. Dime todo eso que la gente no le dice a los demás, dime lo que verdaderamente piensas de mí. Pero después de eso, hazme un favor, solo uno. Dime que me quieres, pese a todas las cosas que me has gritado.

Escapemonos, donde nadie pueda vernos.

Cualquier lugar es perfecto para estar a tu lado, cualquier lugar, cualquier momento. ¿Pero... que te parece París, en la Torre Eiffel, bajo ella, dándonos un beso? ¿O qué tal en Nueva York, en lo más alto de la Estatua de la Libertad, mientras me dices te quiero? ¿Y en Hollywood? ¿Subirnos a lo más alto del mirador mientras vemos como toda la ciudad de Los Ángeles anochece? ¿La verdad, me da igual. Vámonos a París, Nueva York, Hollywood, Londres... o a Australia. Vámonos al sitio mas apartado del mundo y allí, en ese preciso instante, tú y yo, dime un SIEMPRE PEQUEÑA, SIEMPRE.

Puedes llamarlo magia, pero se llama baloncesto.

¿Cuánto deseas ser jugadora de baloncesto?
Identifica tus puntos débiles, trabájalos hasta que se conviertan en tus puntos fuertes. Trabaja tus puntos fuertes buscando la perfección. Si dependes demasiado de una mano, trabaja la otra. ¿Eres lo suficientemente fuerte?¿Eres lo suficientemente grande?¿Te apasionas?¿O solo te enfadas?. Corrige tus errores. ¿Eres el general o un simple soldado?¿Héroe de batalla o carne de cañón?¿El juego gira a tu alrededor o te pasa de largo?¿Vas a por todas?¿Sin dudarlo?¿Cuándo jugaste tu ultimo partido?¿Cuándo es tu próximo entrenamiento?¿Eres capaz de aguantar 40 minutos?¿Más el tiempo añadido?¿Tirarías el triple decisivo?¿Te lo permitiría el entrenador?¿Lo marcarías?¿Lo meterías?¿Puedes hacer que la pelota haga lo que tu quieras?¿Puedes encestar a 5 metros?¿A 12?¿A 16?¿Desde medio campo?¿Con tu defensa encima?¿Eres el primero en llegar al entrenamiento?¿El último en salir?¿Eres lo suficientemente rápido?
¿Sabes que vas a hacer antes de recibir el balón?. Algunos dicen que la primera canasta la tienen en su cabeza, ¿qué hay en la tuya?

Do you really want to be forever?

Si no tienes nada, no tienes nada que perder.

-No has cambiado eh, aún sigues teniendo la manía de dejar todo por el suelo.
+No, no he cambiado, conservo esa manía, me recuerda a ti.

Ven, cobarde. ;)

No te engañes.

Desde niñas nos enseñaron a buscar al hombre que sería perfecto para nosotras, y a tener claro que si no es así , no pensamos tener nada con él.
Nos enseñaron que tenia que ser guapo, tener estudios, que fuera un abogado, un medico, un ingeniero, alguien importante. Que fuera como un príncipe azul, cariñoso, rico, tenia que hacerte sentir especial, ser romántico pero no empalagoso, inteligente, sincero, detallista, divertido. Que nos quisiera por encima de todas las cosas, que cada minuto pensara en ti, que se llevara bien con tu madre, con tus amigas, que fuera encantador, que nos sacara una sonrisa todos los días, que estuviera dispuesto a lograr lo imposible por nosotras y blá blá blá.
Y todo este rollo para después quedarnos con el primer tonto que se nos cruza, y con el que más nos hace sufrir. Está claro que aprendimos mal la lección.

Es la moda. ;)


I think everything is going to be all right.

Pero no, de hoy no pasa.


No, no voy a negar que me gustases mucho. Vale, tampoco que deseaba que fuese a mí a la que le dijeses te quiero al oído. Ni que lo habría dado todo por ti. Pero no amor, mi época más absurda ya pasó y, si de los errores se aprende, contigo me he llevado una muy buena lección.



lunes, 24 de enero de 2011

Increible, ¿verdad?

Soñar, sonreír cada día, imaginar, escribir mil y una veces su nombre, trasnochar, madrugar, llorar, tener celos de cualquiera, híperventilar, hacer planes, sentir que nada más te importa.


Sí, yo también tengo la estúpida manía de enamorarme. 

domingo, 23 de enero de 2011

Un todo o un nada.

Quiere creer que la vida es una sola cosa, un bloque entero que se inicia al nacer y acaba al morir, y es o bueno o malo, y hay unos seres a los que les toca lo bueno y a otros a los que les corresponde lo malo, pero se equivoca. La vida está hecha de pedacitos sueltos de todos los colores. Cosas que vives, cosas que sueñas, un poco de lo que te dice el vecino, otro poco de lo que imaginas; un trozo de pizza, dos capuchinos, una caída y una canción; dos raticos de sol, uno de dolor, una zambullida en un mar calmo, una ola despistada que te eleva, otra que te hunde.

Mierda.

Ella llevaba unos pantalones y una simple camiseta. Se decía a si misma que no iba a llorar, que no se lo permitiría. Cogió su guitarra, esa vieja que una vez fue de su madre, a la que echaba de menos, salio al jardín y empezó a escribir y a componer canciones.
La primera la dedico a su madre, y decía algo así: "Gracias por esas sonrisas, no se te olvida"
E, irrevocablemente, la segunda fue para él. Escribió todo lo que habían vivido, y como de un plumazo aquello había terminado.

No queremos ser como los demás. ;)

Are you ready?

El miedo. ¿Sabes realmente lo que esto es? “Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.” Así lo define la Real Academia de la lengua Española. Yo, por mi parte, no estoy de acuerdo con ello. Dices que tienes miedo a las arañas, a distanciarte de tus amigos, o a caerte. Pero, en realidad no es a eso a lo que temes. Quizás, sea a que esa araña sea más valiente que tú, a ser tan poco importante para ellos, que la distancia gane a la amistad o, simplemente, a no poder levantarte.

Has tenido suerte de llegarme a conocer.

No soy lo que de dice alta, más bien de estatura media.
No me gusta que me vean llorar, y mucho menos contarle mis problemas a los demás.
Estoy contenta muy a menudo o, tal vez, finja estarlo, pero cuando me siento bien no hay quien me pare.
No se cantar y nunca me han enseñado a sonreír, tuve que aprender sola.
Soy incapaz de estarme quieta.
No soporto que me hagan la pelota, los semáforos en rojo, ni que me enciendan la luz de madrugón y me hagan volver a la realidad.
Me enerva no saber lo que quiero, y al mismo tiempo saber que lo que quiero no se puede tener.
No aguanto que la gente me ignore cuando hablo.
Me gusta mirar la hora, pues es lo único que hace que me de cuenta de que el mundo sigue, sin importarle que pase o haya dejado de pasar.
Tengo mil millones de defectos, sí.
Soy tonta y me entero de cosas que me gustaría no enterarme.
Soy incapaz de quedarme callada dos minutos, o de no reírme cuando no debo.
No tengo el mejor cuerpo, ni ojos preciosos, ni labios increíbles, y de lo que me falta en una parte, me sobra en otras.
No me enamoro con facilidad, mas no voy a negar que me rayo bastante por payasos.
A veces me vuelvo loca, y grito, muchas veces.
Cometo fallos, y me molesto con facilidad.
Cuando me doy cuenta, que es una tontería, pido perdón y digo que nunca más volveré a hacerlo, pero los dos sabemos que dentro de una hora, volverá a pasar.
No soy la más simpática, es más, a menudo soy muy borde, pero, sin embargo, doy todo por quien quiero.
Si me pillas de mala ostia te aconsejo que no te acerques, pero si me pillas de buenas, aunque no quieras, sonreirás al ver mi sonrisa.
Hago amigos con una facilidad increíble, al igual que enemigos.
Voy con las uñas mal pintadas y me cuesta encontrar el regalo perfecto.
De acuerdo, pienso a menudo en tonterías y no llego a ninguna parte, lo sé, no soy perfecta, pero tampoco me preocupa demasiado.

Gracias.