sábado, 30 de abril de 2011

Lo siento, ya no hay vuelta atrás.

Después de todo, hoy he vuelto a sonreír. Meses esperando para volver a verte y hoy, no me creo que estés aquí. Todo el mundo hablaba y decía que no podíamos mantener una relación a distancia y míranos, ahora tenemos incluso más ganas que al principio.
Te vi, me viste. Sonreí y tú también sonreíste. Nos abrazamos tan fuerte, que por un momento creí que sólo éramos uno. Te robé un beso. Te agarraste aún más fuerte a mi cintura y luego me diste un beso de esos que deseas que nunca termine. Agarraste mis manos heladas y las calentaste con las tuyas. No dejaste de mirarme a los ojos en ningún momento, bueno sí, cuando te parabas a mirar fijamente mi boca.
Hoy, estás más guapo que la última vez que te vi. Más alto, más fuerte. Te brillan aún más los ojos y tu boca me sabe mejor. Hoy, te quiero más. Soy incapaz de dejar de mirarte y a tu lado los minutos son cortísimos.
-Eres perfecto.
+No lo soy.
- Para mí, sí.
+Si crees que lo soy, es porque tú me haces parecerlo.
Tengo muy claro que no voy a dejarte ir. Me encanta acariciar tu pelo, agarrarte la mano al caminar, besarte, reírme contigo. Me encanta tu voz, el color de tus ojos, y tus manos me tienen loca.
-Quiéreme un poco más.
+Cariño, es imposible quererte más.
Esto ya es más que amar.

martes, 26 de abril de 2011

Sólo puedo aceptar ser solo tuya.

Puede que no sea el momento perfecto para decirte esto, puede que no sea exactamente lo que quieres escuchar, que no te lo esperes o simplemente que no te apetezca oírlo. Puede que sea demasiado pronto, o quizá demasiado tarde. Puede que quieras taparte los oídos o irte corriendo o incluso que quieras pegarme. Puede que me llames loca, o que cambies de tema tan rápido que pase el momento y mis palabras se vayan también. Puede que me esté enredando demasiado. Puede que lo único que quiera decirte es que te quiero.

domingo, 24 de abril de 2011

Y es él con el que deseo estar.

Él, sinceramente, todavía no sé quien será y, ni si quiera, si lo conoceré en un día o desde hace mucho. Pero quiero que sea especial, que sea diferente, que no sea ese típico chulo que va de guaperas y luego no vale nada, quiero a ése que te da toques a las 3 de la mañana porque se acuerde de ti, que te hace reír, que sales del colegio y que inesperadamente ha ido allí a por ti sin que se lo hayas dicho, que solo con él haga cosas que con los demás no he hecho, que simplemente valga la pena aunque solo sea una milésima de segundo. Sinceramente no sé si existe, si lo encontraré o si quizás luego acabe todo en 0, pero de esperanzas se vive y quien lo sigue lo consigue.

Tengo miedo de vivir sin volver a escuchar cómo suena un te quiero.

- Hace frío, es invierno, ¿te vas quedar en la terraza?
- Sí, prefiero quedarme aquí, mirando las estrellas, como hice tantas veces de pequeña, y sigo haciendo.
-Y, ¿qué piensas?
- En lo rápido que pasa el tiempo. Hace unos años, me sentaba en fechas parecidas a estas para ver la estrella de los reyes magos, ilusionado por ver si dos días antes ya veía movimientos extraños de la magia que hacían que mi silla apareciese llena de regalos. Y mírame ahora, ni reyes magos, ni magia ni nada. Sólo pienso en él. En que por mucho que pasen los años, me tendrás en la misma posición, sentada con las rodillas dobladas hacia el pecho, y la mirada arriba, perdida, imaginando que le tengo a mi lado, que huelo su colonia cuando se mueve el viento, o que simplemente le escuche respirar a mi lado. Pero nunca nada de eso pasará, yo estaré aquí, con la canción de siempre, y él, no sé donde, pero que esté donde esté, sea feliz.
- ¿Y si no lo es?
- Me muero.

sábado, 23 de abril de 2011

¡CARPE DIEM!

Hazme caso, vive muchos años, vive intésamente, bebe hoy hasta que desvaríes, comete todas aquellas locuras que de solo pensarlo, hacían que se estremeciera tu corazón, adopta las leyes y el dios que tú mismo establectas, atenta contra su corazón, sin compasión, sin callarte nada, sigue a tus impulsos, sube la música hasta que los tímpanos te exploten, pégate contra la pared y grita de puro placer, baila o besa apasionadamente debajo de la lluvia, fíate de tu sombra, miéntele a la mentira, y a la verdad también, sonríe hasta la saciedad, suda, ártate a batidos de plátano, respira de la forma más rara posible, aprende todo aquello que te pongan frente a la cara, enámorate y comete las estupideces que esto conlleva, ríete hasta que acabes vomitando, y enfrentate a la muerte una y otra vez, preferiblemente, a una distancia prudente, no pienses antes de actuar, porque no te servirá de nada, gritale al mundo que sientes cuando te toco, baila sin música hasta desfallecer, pierde las llaves de casa y que no te preocupe lo más mínimo, da vueltas hasta marearte y caer al suelo, gana todo aquello que esté en tu mano, haz el loco y vuelve cuando amanezca a casa, duerme en la playa cuando llegue el verano, comete errores y no te arrepientas, mete la pata y no te avergüences, no escondas los sentimientos, llora si así lo sientes, no sigas las modas si no es lo tuyo, lo finjas ser quien no eres, salta al vacío simpre con la verdad por delante, ólvidate de todo aquello que implique trabajo, recorta la palabra monotomía del diccionario, pero, ante todo, antes de cualquier cosa que se te pase por la cabeza, no me olvides, no me olvides nunca.

Reírte de ti mismo es la mejor medicina.

Sal a la calle, sonríe, como si nada te importase, camina por ahí como si todo fuera perfecto, que hablen de ti, que te claven la mirada, que susurren al pasar, que se pregunten por qué coño eres tan feliz, que se queden con la duda.

jueves, 7 de abril de 2011

Sí, teníamos mucho amor, pero quizá no era para nosotros.

Quizá el truco esté en no pensar,quizá sea simplemente eso,no pensar,y punto. Dejarse llevar,nada más,quizá fui tonta dándole demasiadas vueltas,comiéndome el coco,cuando la solución era dejar de pensar. Que me dí cuenta que lo nuestro ya no tenía solución,y no pude superarlo,se me venía el mundo encima si tú no estabas,no sabía qué hacer,ni siquiera sabía quién era yo,así que he decidido dejarme llevar,a partir de ahora no voy a pensar,voy a entrenar para dejar mi mente vacía de recuerdos.

martes, 5 de abril de 2011

Es fácil, cierra los ojos.

Puede que ella sea un poco rara. Un día la verás llorando por los suelos y al día siguiente dando saltos de alegría. Por las mañanas puede ser la más odiosa que conozcas y por las tardes la mas encantadora. Habrá días que estará 24 horas contigo abrazándote, agobiándote, haciéndote reír. Otros, sin embargo notarás que no esta aquí, que nada le incumbe y nadie tiene nada que ver con ella, esos días te aconsejo que no te esfuerces ni en tocarla. Con el tiempo verás que es de extremos, que con ella es blanco o negro, que el gris no existe. O te quiere o te odia, o algo le gusta o no puede ni verlo, o le da igual todo o todo le importa. Después de darte cuenta de todo eso sabrás si eres un poco inteligente, que cualquier día, a cualquier hora, se puede ir de tu vida tal y como llegó, sin esperarlo y de repente. Para ese día ya habrás descubierto que es inevitable cogerle cariño. Pero no te preocupes, cuando se vaya supongo que ya la conocerás lo suficiente y sabrás que hacer para que vuelva.

Voy a decirte algo que tú ya sabes.

Si estás mal, llora, desahógate, grita, corre, vuelve a llorar si hace falta. Pero quítatelo de dentro, no te lo tragues, no te pongas esa maldita máscara que intenta reflejar felicidad, porque aunque tú no lo creas, es mucho peor. No mientas diciendo que estás bien cuando en realidad estás mal, di la verdad, ¿qué delito tiene eso?, así, quizás no estarás sola en esto. Ignora esos comentarios o actos que te pueden herir, aunque te sea difícil, esos que sólo los pueden decir personas sin sentimientos. Y, cuando puedas levantarte, sola o acompañada, te darás cuenta de que el mundo tampoco está tan mal, que también se han de recordar los buenos momentos, que seguro que son más que los malos. Aprenderás a ver que la vida, sí que vale la pena, todo vale la pena, incluso las personas crueles, sino, ¿de quién aprenderíamos a ser fuertes? incluso lo más insignificante puede tener su valor, entonces, piensa que la vida no está echa para malgastarla tragándote los problemas y acumularlos; la vida está para vivirla, disfrutarla, para saltar alto, tanto, que así puedas esquivar esos malditos obstáculos y, si caes, tranquila, si quieres vas a levantarte, no todo puede ser bueno, ¿no? No todo es dulce, también hay cosas amargas, y no pocas, pero si les pones un poco de azúcar seguro que tienen mejor sabor.

 

Así es como se gana.

Piensa que aun hay días que todavía están llegando, piensa que hay canciones que jamás has escuchado, piensa que hay historias que nadie te ha contado, piensa que hay lugares que no has visto, piensa que hay muchas fotos que no te has echado, piensa que hay muchas personas que aún no has conocido, piensa que te quedan muchos exámenes por hacer, piensa que te quedan muchos besos y abrazos que dar, piensa que te quedan mucho por reír y mucho por llorar, piensa que te queda muchas personas de las que enamorarte, piensa que te quedan muchos dibujos por hacer y otros muchos dibujos que colorear, piensa que te quedan muchas fiestas a las que ir, y también muchos días sin salir, piensa que en los textos que te quedan por hacer, piensa en las excusas que te quedan por inventar, piensa en los perfiles y fotos del Tuenti que te quedan por ver, piensa en los móviles que tienes que tener, piensa en los números que tienes que apuntar, piensa en las llamadas que te quedan por hacer, piensa en los madrugones que te quedan, piensa en las discotecas que tienes que ver los sábados y echar de menos los lunes, piensa en los días que te quedan por levantarte a las doce de la mañana, piensa todo lo que te queda por hacer, así que ahora mismo sonríe y espera a que todo esto venga.

domingo, 3 de abril de 2011

Conocer, poseer, dominar, admirar.

Su mano se posa en su nuca timidamente y sus dedos acarician cada centimetro de su espalda como si fuera la mas suave tela.Sus ojos aun no se atreven a mirarla a los ojos,asi que no se explica el motivo de por que esta casi convencido de que ella le esta mirando.Sonrie.Tal vez solo sea la situacion,pero su mano sigue bajando por el cuerpo de ella.Jamas a imaginado una piel tan bella,un oleo para sus deseos mas intimos.Su voz suena lejana,casi parecen estar en habitaciones distintas a pesar del contacto de sus labios.El suelo se mueve debajo de sus pies y el techo deja paso a un cielo azul.Ella pone su mano en su pecho,siente los latidos de el.Se aceleran por momentos y se encadenan con los suyos formando una melodia que incita a abrazarse.Pero el abrazo se vuelve mas intimo cuando su espalda se posa en el cabezero de la cama y sus pechos se unen en una silueta que derrocha pasion y deseo.No tienen calor ni frio.No es cobarde,pero tiene miedo de que sus piernas sigan rodeando su cintura.Ella besa su torso mientras su dedo se mantiene en la boca de el,indicandole que guarde silencio y sus labios bajan recorriendo un camino por el que an pasado tantas otras antes pero ninguna como ella.El es consciente de que la quiere,no un sentimiento vanal ni superficial,no profundo ni hermoso,ni iluminador de salas oscuras.Pero tan puro que asusta,y el deseo casi puede acerse fisico y palpable.Nada de eso tiene sentido cuando una humeda sensacion recorre su columna y el solo `puede pensar que tiene suerte y esta noche ella lo sera todo para el.
Tal vez mañana también.


Gracias.