jueves, 9 de junio de 2011

Está bien echarte de menos de vez en cuando.

Porque aunque pueda parecer o sonar raro me gusta cuando no te tengo cerca, cuando estamos días sin vernos o sin hablar, porque de esa manera, puedo darme cuenta de la suerte que tengo teniéndote a mi lado y lo mucho que te echo de menos cuando tú no estás, que me falta algo muy importante y que los días son horas que pasan una tras otra sin ningún interés. Es algo así como la ley de la composición: estar enamorado es algo genial porque sabes lo que es que te rompan el corazón, sabes lo que es estar solo.



La cuestión es ¿tú me echas de menos a mi?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias.