viernes, 29 de julio de 2011

Siento que la vida se me va porque no estoy contigo.

Ya perdoné errores imperdonables. He perdido cosas que marcaran mi vida. Intenté sustituir personas insustituibles y olvidar personas inolvidables. He sonreído para hacerme creer que soy feliz, pero solo consigo engañarme durante unos segundos. Odio los finales, de hecho nunca dejo que una canción termine del todo.


Por eso nunca quise que acabara.

miércoles, 27 de julio de 2011

La invención de la soledad.

Había vivido solo durante quince años, una vida tenaz y opaca, como si fuera inmune al mundo. No parecía un hombre que ocupaba un espacio, sino más bien un bloque impenetrable de espacio en forma de hombre. El mundo rebotaba contra él, se estrellaba contra él y a veces se adhería a él; pero nunca logró atravesarlo. Durane quince años vivió como un fantasma, absolutamente solo, en una casa enorme, la misma casa donde murió.

Me quedo a tu lado, ya no me puedes perder.

Y adelante, hacia la luna, donde quiera que esté, que somos dos, y es solo una.

FUCK THE REST!

Ponte rosa con rojo, píntate las uñas de colores extravagantes y con purpurina, vistete lo más ochentera que puedas y gástate todo lo que tengas en maquillaje. Ponte labios rojo pasión, pañuelos en la cabeza y tacones altos. Coje tu chaqueta de cuero e imita a una superestrella del rock, canta hasta quitarte el color en la ducha y sube el volumen a tope en tu habitación, olvidate de los golpes de los vecinos en la pared. Filtrea con todos los que puedas, pídeles el movil y luego no les llames, y si te mola tu ex; pues te lias con él. Mira fijamente a la tipa más malota de tu barrio y sonriele antes de que te suelte un guantazo. Recórrete todo Jerez de noche en descapotable y visita todos los pubs. Emborrachate, liate con el primero que pase, sé una zorra, pero una a la que después tienen envidia. Cómete la pista de baile, quítate los tacones, subete a una mesa y canta I love Rock nd' Roll. Bañate desnuda en el mar o en la piscina de tu casa, pero desnúdate. No sientas vergüenza de tu cuerpo, come bollos, come helados, come patatas fritas y olvídate del gimnasio, del plan bikini y de la dieta Special K. Aprende un poco de portugués leyendo a diario la caja de los cereales y celebra que sabes darle la vuelta a la tortilla con un mano como si de un gol del mundial se tratara. Báñate en cualquier fuente celebrando que tu equipo a ganado, ¡qué más da! luego te duchas tía. Construye castillos y escribe mil veces su nombre en la arena, recoge conchas, así podrás escuchar el mar cuando lleges a casa. Prueba comida de diferentes países y bebe mucho vodka negro. Que coño! vete de botellón y hazte fotos borracha, que luego te ríes. Fotos ¡sí! Haz fotos a todo lo que veas curioso, incluso si te apetece fotografiar el suelo del parque. Grábate haciendo el chorra con tu amiga y súbelo a YouTube. Colecciona sellos,s é una profesional jugando al ajedrez o leete libros sobre setas del bosque, pero haz lo que más te apasiona por muy friki que sea. Por dios, vive tu vida y que no te importe lo qué dirán.

Cómeme con la mirada.

Y besarte, frío, caliente, rápido, a un modo frenético. Dejando pasar el tiempo, sin importar que se hagan las tantas de la noche. Quiero estar a tu lado, quiero besarte, abrazarte, mirarte. Quiero estar junto a tí, caminar agarrada a tu mano, sin miedo. Quiero mirarte una y otra vez, sonreír y darte un beso veloz, visto y no visto. Quiero sentirte cerca de mí, tener tus labios pegados contra los míos... pero sobre todo, te quiero a ti.




Volvámonos locos, pero siempre juntos.

- Ahora tú eres mi familia, lo único que tengo. No quiero perderte.
+ Nunca me perderás.
Rozaron despacio sus narices como solían hacer tras besarse, la miro unos segundos en silencio. Unas milésimas que a ella le parecieron siglos. Se asustó al ver que su sonrisa junto a unos pequeños hoyuelos no aparecían por ningún lugar. Hasta que con un poco de valor, de su garganta salió una pequeña palabra.
+ ¿Qué?
- Cásate conmigo.
+ Venga ya.
Ella estalló en una pequeña risa mirándolo. Mientras él sonreía al ver su reacción.
- Qué, ¿te casarías?
+ ¿Te burlas de mí?
- ¿Por qué no?
+ ¡Porque estamos en el instituto!
- ¿Y qué? Yo soy independiente.
+¿Lo dices por el sexo?¿Porque quiero esperar?
- No, ya sabía que ibas a caer.
+Bueno puede pero las parejas no se casan en el instituto, no es normal.
-¿Y qué? Yo no soy normal, y lo que siento por ti no es normal. Y si te soy sincero, no quiero que sea nunca normal. No contigo. Hablo en serio.
+ Lo sé.
-Vale, te lo diré otra vez. Te querré siempre.
+ Y yo a ti.
-¿Y porqué ese siempre no puede empezar ahora?
+ Quiero que empiece ahora.

viernes, 1 de julio de 2011

Rozar tu cuerpo sin preocupación alguna.

Por pedir, pido veinticuatro horas a tu lado en las que nos dé tiempo a todo menos a perder el tiempo. Por pedir, pido que me baste ese día para convencerte de querer estar conmigo por el resto de tus días. Por pedir, pido y preciso que exista un preciso momento, en el que se te escape un beso cuando menos te lo esperes, y cuando más lo lleve esperando yo. Por pedir, te pido en una tarde lluviosa, dentro de una casa sin gente, sobre un sofá sin cojines para que sólo puedas abrazarte a mí, en frente de mi película favorita… Bueno, si quieres, en frente de tu película favorita… Me pido entonces tus dedos acariciando mi brazo, y mis cosquillas jugando al escondite con ellos. Por pedir, pido dar un paseo al mismo paso, frenarnos en seco de repente, y mojarnos los labios sin que nos vea la gente. Pido, mientras caminamos por cualquier calle, llevarte y traerte al contarte cualquier estupidez, agarrando con mi mano tu brazo, y tu risa fuese la mejor de mis melodías, y después, en un intento por no dejarme ir, me hagas perder todo menos la sonrisa...

jueves, 9 de junio de 2011

Nunca dejaré que nada me cambie.




Me he decepcionado con personas que nunca me había pensado decepcionar, pero también he decepcionado yo a otras, seguro. Me han hecho feliz personas que pensé que en la vida conseguirían algo de mi. He dado abrazos para proteger a alguien del mundo. Me he reído en situaciones en las que no debía y también he llorado en los momentos menos oportunos. He hecho amigos eternos, enemigos, he sido rechazada y también he sido amada; he vivido de amor, he vivido dependiendo de alguien como una idiota pero he sido feliz, he llorado escuchando muchas canciones y viendo fotos, recordando momentos íntimos, pasando por muchos lugares. Me han hecho sentirme viva, me he fijado en muchas personas, me he enamorado de algunas sonrisas en una décima de segundo.
He vivido, estoy viviendo y lo seguiré haciendo.





Prefiero ser yo misma.

Aquí estoy yo, esperándote, pintándome varias veces los labios porque de los nervios se me va el color, maquillándome los mofletes para que me veas mas guapa, pintándome la raya para tener los ojos mucho mas grandes y bonitos y que te puedas quedar embobado en mi cara, y arrugándome el pelo para que veas que estoy mucho mas guapa. Pero si lo pienso de verdad, no vale la pena pintarme los labios, maquillarme los mofletes, ponerme la raya y arreglarme el pelo, me gusta mas ser original, no estar con una máscara en al cara, para que un día de estos me puedas ver sin maquillar y te asuste. No no no. Prefiero estar sin maquillar, ser normal, prefiero que me veas de otra forma.

Está bien echarte de menos de vez en cuando.

Porque aunque pueda parecer o sonar raro me gusta cuando no te tengo cerca, cuando estamos días sin vernos o sin hablar, porque de esa manera, puedo darme cuenta de la suerte que tengo teniéndote a mi lado y lo mucho que te echo de menos cuando tú no estás, que me falta algo muy importante y que los días son horas que pasan una tras otra sin ningún interés. Es algo así como la ley de la composición: estar enamorado es algo genial porque sabes lo que es que te rompan el corazón, sabes lo que es estar solo.



La cuestión es ¿tú me echas de menos a mi?



Esta es nuestra historia, aquí y ahora.




-¡Pero admítelo ya joder! Nos hemos enamorado.
+Pero no es un amor de tonterías, es un amor de estos que se te engancha en el pecho y no te suelta. Que no hace falta que pase algo malo para ver que de verdad te quiero, porque ya lo sé.


domingo, 29 de mayo de 2011

Porque el camino está lleno de piedras, pero es el camino a seguir.

Vámonos a otro lugar, tu y yo solos, a un lugar en el que todo sea diferente, en el que no haya gente que nos quiera hacer daño, en el que podamos ser felices, libres, vivir a nuestra manera. No me digas que no, yo necesito irme de aquí, desconectar por un momento de la rutina, del día a día, desconectar de todo, solo por un momento, un pequeño instante. ¿Puedo pedirte un favor? Haz que mi sueño se haga realidad, para ello solo hace falta que vengas conmigo, a ese mundo, no te quedes atrás, tu eres la única razón por la que me quiero ir de aquí, porque veo que no seremos felices, que todo cambiará. Consigue sacarme una pequeña sonrisa, con una puta flor de la vida, que me enseñe a pasar del mundo, de todo mi alrededor, de todo menos de ti. Solo quiero ser feliz, poder sonreír, ¿tan grande es ese deseo? ¿Tanto cuesta hacerlo realidad? Yo creo que solo hay que intentarlo, solamente hay que soñar.

Segundos que no se recuperan, porque no se han desperdiciado.

Cuantas veces hemos deseado borrar un día, un instante, un momento, hasta un año de nuestras vidas a borrarlo todo y vaciar nuestra memoria. Cuantas veces no deseamos volver a ser niños, vivir todo de nuevo, recuperar lo que se fue o dejar que el tiempo ponga las cosas en su lugar. Algunos simplemente no esperan nada del tiempo. Da lo mismo regresar o avanzar, simplemente renuncian a que el tiempo continúe su paso y se marchan con lágrimas y un largo adiós. Si desearamos en algún momento perder completamente la memoria y plegarnos por ejemplo a la frase “comezar de nuevo” ¿cuántas cosas no perderíamos? serían como aquellas cosas que se extravían accidentalmente en una mudanza y luego se extrañan. Perderíamos el calor del primer beso y la sensación de aquel amanecer que fue perfecto. La nostalgia por amores pasados y la inocencia con la que nos entregamos a lo desconocido esa primera vez. Quedarían atrás los amigos que iban a ser eternos, las cartas que nos hicieron llorar, la primera o última vez que vimos a un gran amor, los brazos mas cálidos, el día que pensamos que se iba a acabar el mundo, el dolor más bonito, la sonrisa mas esperanzadora, el nacimiento del sentimiento más puro.
¿En realidad comenzamos una vida nueva o matamos otra llena de bellos recuerdos? Dejamos una vida y un presente que nos da infinitas oportunidades por soñar con un futuro perfecto que no existe o un pedazo de cielo donde no sabemos que nos espera.

 ¿Vale realmente la pena perder la memoria?

sábado, 30 de abril de 2011

Lo siento, ya no hay vuelta atrás.

Después de todo, hoy he vuelto a sonreír. Meses esperando para volver a verte y hoy, no me creo que estés aquí. Todo el mundo hablaba y decía que no podíamos mantener una relación a distancia y míranos, ahora tenemos incluso más ganas que al principio.
Te vi, me viste. Sonreí y tú también sonreíste. Nos abrazamos tan fuerte, que por un momento creí que sólo éramos uno. Te robé un beso. Te agarraste aún más fuerte a mi cintura y luego me diste un beso de esos que deseas que nunca termine. Agarraste mis manos heladas y las calentaste con las tuyas. No dejaste de mirarme a los ojos en ningún momento, bueno sí, cuando te parabas a mirar fijamente mi boca.
Hoy, estás más guapo que la última vez que te vi. Más alto, más fuerte. Te brillan aún más los ojos y tu boca me sabe mejor. Hoy, te quiero más. Soy incapaz de dejar de mirarte y a tu lado los minutos son cortísimos.
-Eres perfecto.
+No lo soy.
- Para mí, sí.
+Si crees que lo soy, es porque tú me haces parecerlo.
Tengo muy claro que no voy a dejarte ir. Me encanta acariciar tu pelo, agarrarte la mano al caminar, besarte, reírme contigo. Me encanta tu voz, el color de tus ojos, y tus manos me tienen loca.
-Quiéreme un poco más.
+Cariño, es imposible quererte más.
Esto ya es más que amar.

martes, 26 de abril de 2011

Sólo puedo aceptar ser solo tuya.

Puede que no sea el momento perfecto para decirte esto, puede que no sea exactamente lo que quieres escuchar, que no te lo esperes o simplemente que no te apetezca oírlo. Puede que sea demasiado pronto, o quizá demasiado tarde. Puede que quieras taparte los oídos o irte corriendo o incluso que quieras pegarme. Puede que me llames loca, o que cambies de tema tan rápido que pase el momento y mis palabras se vayan también. Puede que me esté enredando demasiado. Puede que lo único que quiera decirte es que te quiero.

domingo, 24 de abril de 2011

Y es él con el que deseo estar.

Él, sinceramente, todavía no sé quien será y, ni si quiera, si lo conoceré en un día o desde hace mucho. Pero quiero que sea especial, que sea diferente, que no sea ese típico chulo que va de guaperas y luego no vale nada, quiero a ése que te da toques a las 3 de la mañana porque se acuerde de ti, que te hace reír, que sales del colegio y que inesperadamente ha ido allí a por ti sin que se lo hayas dicho, que solo con él haga cosas que con los demás no he hecho, que simplemente valga la pena aunque solo sea una milésima de segundo. Sinceramente no sé si existe, si lo encontraré o si quizás luego acabe todo en 0, pero de esperanzas se vive y quien lo sigue lo consigue.

Tengo miedo de vivir sin volver a escuchar cómo suena un te quiero.

- Hace frío, es invierno, ¿te vas quedar en la terraza?
- Sí, prefiero quedarme aquí, mirando las estrellas, como hice tantas veces de pequeña, y sigo haciendo.
-Y, ¿qué piensas?
- En lo rápido que pasa el tiempo. Hace unos años, me sentaba en fechas parecidas a estas para ver la estrella de los reyes magos, ilusionado por ver si dos días antes ya veía movimientos extraños de la magia que hacían que mi silla apareciese llena de regalos. Y mírame ahora, ni reyes magos, ni magia ni nada. Sólo pienso en él. En que por mucho que pasen los años, me tendrás en la misma posición, sentada con las rodillas dobladas hacia el pecho, y la mirada arriba, perdida, imaginando que le tengo a mi lado, que huelo su colonia cuando se mueve el viento, o que simplemente le escuche respirar a mi lado. Pero nunca nada de eso pasará, yo estaré aquí, con la canción de siempre, y él, no sé donde, pero que esté donde esté, sea feliz.
- ¿Y si no lo es?
- Me muero.

sábado, 23 de abril de 2011

¡CARPE DIEM!

Hazme caso, vive muchos años, vive intésamente, bebe hoy hasta que desvaríes, comete todas aquellas locuras que de solo pensarlo, hacían que se estremeciera tu corazón, adopta las leyes y el dios que tú mismo establectas, atenta contra su corazón, sin compasión, sin callarte nada, sigue a tus impulsos, sube la música hasta que los tímpanos te exploten, pégate contra la pared y grita de puro placer, baila o besa apasionadamente debajo de la lluvia, fíate de tu sombra, miéntele a la mentira, y a la verdad también, sonríe hasta la saciedad, suda, ártate a batidos de plátano, respira de la forma más rara posible, aprende todo aquello que te pongan frente a la cara, enámorate y comete las estupideces que esto conlleva, ríete hasta que acabes vomitando, y enfrentate a la muerte una y otra vez, preferiblemente, a una distancia prudente, no pienses antes de actuar, porque no te servirá de nada, gritale al mundo que sientes cuando te toco, baila sin música hasta desfallecer, pierde las llaves de casa y que no te preocupe lo más mínimo, da vueltas hasta marearte y caer al suelo, gana todo aquello que esté en tu mano, haz el loco y vuelve cuando amanezca a casa, duerme en la playa cuando llegue el verano, comete errores y no te arrepientas, mete la pata y no te avergüences, no escondas los sentimientos, llora si así lo sientes, no sigas las modas si no es lo tuyo, lo finjas ser quien no eres, salta al vacío simpre con la verdad por delante, ólvidate de todo aquello que implique trabajo, recorta la palabra monotomía del diccionario, pero, ante todo, antes de cualquier cosa que se te pase por la cabeza, no me olvides, no me olvides nunca.

Reírte de ti mismo es la mejor medicina.

Sal a la calle, sonríe, como si nada te importase, camina por ahí como si todo fuera perfecto, que hablen de ti, que te claven la mirada, que susurren al pasar, que se pregunten por qué coño eres tan feliz, que se queden con la duda.

jueves, 7 de abril de 2011

Sí, teníamos mucho amor, pero quizá no era para nosotros.

Quizá el truco esté en no pensar,quizá sea simplemente eso,no pensar,y punto. Dejarse llevar,nada más,quizá fui tonta dándole demasiadas vueltas,comiéndome el coco,cuando la solución era dejar de pensar. Que me dí cuenta que lo nuestro ya no tenía solución,y no pude superarlo,se me venía el mundo encima si tú no estabas,no sabía qué hacer,ni siquiera sabía quién era yo,así que he decidido dejarme llevar,a partir de ahora no voy a pensar,voy a entrenar para dejar mi mente vacía de recuerdos.

martes, 5 de abril de 2011

Es fácil, cierra los ojos.

Puede que ella sea un poco rara. Un día la verás llorando por los suelos y al día siguiente dando saltos de alegría. Por las mañanas puede ser la más odiosa que conozcas y por las tardes la mas encantadora. Habrá días que estará 24 horas contigo abrazándote, agobiándote, haciéndote reír. Otros, sin embargo notarás que no esta aquí, que nada le incumbe y nadie tiene nada que ver con ella, esos días te aconsejo que no te esfuerces ni en tocarla. Con el tiempo verás que es de extremos, que con ella es blanco o negro, que el gris no existe. O te quiere o te odia, o algo le gusta o no puede ni verlo, o le da igual todo o todo le importa. Después de darte cuenta de todo eso sabrás si eres un poco inteligente, que cualquier día, a cualquier hora, se puede ir de tu vida tal y como llegó, sin esperarlo y de repente. Para ese día ya habrás descubierto que es inevitable cogerle cariño. Pero no te preocupes, cuando se vaya supongo que ya la conocerás lo suficiente y sabrás que hacer para que vuelva.

Voy a decirte algo que tú ya sabes.

Si estás mal, llora, desahógate, grita, corre, vuelve a llorar si hace falta. Pero quítatelo de dentro, no te lo tragues, no te pongas esa maldita máscara que intenta reflejar felicidad, porque aunque tú no lo creas, es mucho peor. No mientas diciendo que estás bien cuando en realidad estás mal, di la verdad, ¿qué delito tiene eso?, así, quizás no estarás sola en esto. Ignora esos comentarios o actos que te pueden herir, aunque te sea difícil, esos que sólo los pueden decir personas sin sentimientos. Y, cuando puedas levantarte, sola o acompañada, te darás cuenta de que el mundo tampoco está tan mal, que también se han de recordar los buenos momentos, que seguro que son más que los malos. Aprenderás a ver que la vida, sí que vale la pena, todo vale la pena, incluso las personas crueles, sino, ¿de quién aprenderíamos a ser fuertes? incluso lo más insignificante puede tener su valor, entonces, piensa que la vida no está echa para malgastarla tragándote los problemas y acumularlos; la vida está para vivirla, disfrutarla, para saltar alto, tanto, que así puedas esquivar esos malditos obstáculos y, si caes, tranquila, si quieres vas a levantarte, no todo puede ser bueno, ¿no? No todo es dulce, también hay cosas amargas, y no pocas, pero si les pones un poco de azúcar seguro que tienen mejor sabor.

 

Así es como se gana.

Piensa que aun hay días que todavía están llegando, piensa que hay canciones que jamás has escuchado, piensa que hay historias que nadie te ha contado, piensa que hay lugares que no has visto, piensa que hay muchas fotos que no te has echado, piensa que hay muchas personas que aún no has conocido, piensa que te quedan muchos exámenes por hacer, piensa que te quedan muchos besos y abrazos que dar, piensa que te quedan mucho por reír y mucho por llorar, piensa que te queda muchas personas de las que enamorarte, piensa que te quedan muchos dibujos por hacer y otros muchos dibujos que colorear, piensa que te quedan muchas fiestas a las que ir, y también muchos días sin salir, piensa que en los textos que te quedan por hacer, piensa en las excusas que te quedan por inventar, piensa en los perfiles y fotos del Tuenti que te quedan por ver, piensa en los móviles que tienes que tener, piensa en los números que tienes que apuntar, piensa en las llamadas que te quedan por hacer, piensa en los madrugones que te quedan, piensa en las discotecas que tienes que ver los sábados y echar de menos los lunes, piensa en los días que te quedan por levantarte a las doce de la mañana, piensa todo lo que te queda por hacer, así que ahora mismo sonríe y espera a que todo esto venga.

domingo, 3 de abril de 2011

Conocer, poseer, dominar, admirar.

Su mano se posa en su nuca timidamente y sus dedos acarician cada centimetro de su espalda como si fuera la mas suave tela.Sus ojos aun no se atreven a mirarla a los ojos,asi que no se explica el motivo de por que esta casi convencido de que ella le esta mirando.Sonrie.Tal vez solo sea la situacion,pero su mano sigue bajando por el cuerpo de ella.Jamas a imaginado una piel tan bella,un oleo para sus deseos mas intimos.Su voz suena lejana,casi parecen estar en habitaciones distintas a pesar del contacto de sus labios.El suelo se mueve debajo de sus pies y el techo deja paso a un cielo azul.Ella pone su mano en su pecho,siente los latidos de el.Se aceleran por momentos y se encadenan con los suyos formando una melodia que incita a abrazarse.Pero el abrazo se vuelve mas intimo cuando su espalda se posa en el cabezero de la cama y sus pechos se unen en una silueta que derrocha pasion y deseo.No tienen calor ni frio.No es cobarde,pero tiene miedo de que sus piernas sigan rodeando su cintura.Ella besa su torso mientras su dedo se mantiene en la boca de el,indicandole que guarde silencio y sus labios bajan recorriendo un camino por el que an pasado tantas otras antes pero ninguna como ella.El es consciente de que la quiere,no un sentimiento vanal ni superficial,no profundo ni hermoso,ni iluminador de salas oscuras.Pero tan puro que asusta,y el deseo casi puede acerse fisico y palpable.Nada de eso tiene sentido cuando una humeda sensacion recorre su columna y el solo `puede pensar que tiene suerte y esta noche ella lo sera todo para el.
Tal vez mañana también.


domingo, 20 de marzo de 2011

Aquí y ahora.

El tiempo funciona sin pilas. Los trenes no esperan y se largan. Los capuchones de los bolígrafos se pierden. Las palabras son inversamente proporcionales a todo lo que queremos decir. La batería de los móviles siempre falla. Las miradas ya son sin compromisos. Las drogas un medio de vida. La música pierde interés por sus letras. Los ordenadores tienen un chip para no querer volver a encenderse cada dos años. Los zapatos se desgastan. El amor se denuncia por malos tratos. Los sueños siempre llegan con retraso. El pasado te hace rebobinar tu vida. Los días martes y trece conspiran contra a ti. Los besos se agotan. La esperanza desespera. Las leyes se imponen sin venir a cuento. El tabaco mata. Los lunes son odiosos. Las relaciones se destiñen. Los compromisos se desentienden. Las luces se funden. Tu maleta pesa más de la cuenta. Los autobuses marean. Los sentimientos se confunden. Los semáforos siempre se ponen colorados si los miras. Los bordillos están dónde no te los esperas. Las prisas te retrasan. Los momentos son instantes. Los perros ladran por que sí. Y los gatos son muy perros.Los malos son muy malos y los buenos no tan buenos.

jueves, 17 de marzo de 2011

Olbap.

- ¿De qué te ríes?
+ De nada.
- Venga, dímelo ¿de qué te ríes?
+ No es nada, en serio.
- Por favor...
+ ¿La verdad? No me estaba riendo, solo sonreía. ¿Por qué? Porque eres indudablemente increíble.
- Y ahora, ¿que hago yo contigo?
+ Lo que quieras.
- ¿Lo que quiera?
+ Dentro de un limite, claro.
- ¿Besarte entra dentro del limite?
+ No lo sé, ¿que más da? Contigo no hay limite que no se pueda sobrepasar.



martes, 25 de enero de 2011

Do you understand?

Te quiero. Una frase pequeña que abarca muchas cosas. Abarca sonrisas, miradas, besos, abrazos, risas. Muchas cosas. Ocurre cuando encuentras a esa persona. Una persona que cuando lo conociste, no sabías que se convertiría en lo más importante de tu vida. Que con tan solo verlo, mirar su foto, incluso oírlo, esa sonrisa de tonta aparece en tu cara. Esa sonrisa que sólo él es capaz de sacarte. Cuando te quedas embobada mirando a un lugar determinado pensando en esa persona, y vuelve a salir, indiscretamente, esa sonrisa. cuando viene alguien y te dice: ¡despierta! ¿en que pensabas? y tú solamente puedes responder: en él. Y aunque sigas teniendo esa cara de boba, te encanta.

Disfuta, sin pensar en las consecuencias.

Ponte guapa. Saca los tacones, midelos y asegúrate de que superan los 10 centímetros. Póntelos y pierde el equilibrio hasta que te canses de caminar como un puto pato mareado y comprendas que tu también puedes deslumbrar. Ponte el vestido mas corto, apretado y sugerente que tengas. Vístete del color que menos les guste a tus padres. Píntante. El pelo suelto y revuelto, duerme en casa de una amiga que vuelva muy tarde a casa. Sal con tus mejores amigas y amigos, busca el chico perfecto, invitale a algo y vete; por muy pedo que él esté, si de verdad le gustó estar contigo se acordará de ti. Al cabo de un rato buscalo y dile que te debe una incitación a algo. Baila como si cada canción fuese la última. Cuando tus padres te llamen sal corriendo al lugar mas silencioso y diles que estáis viendo una peli y dentro de poco os iréis a dormir. Sigue con la fiesta hasta que venga tu amiga y te diga, venga nos tenemos que ir. Cuando llegues a su casa evita hablar con sus padres no olvides que la fiesta aun no acaba. Al día siguiente llega tarde a casa y cuando te pregunten di que no volverá a pasar. Suena el despertador y vuelta a empezar.

Pero solo me gustan si son contigo.


¿Quién no se acuerda de su primer beso? ¿Quién no se acuerda de su último beso? ¿Quién no recuerda esos besos que dio en el camino? Los besos transforman todo, son como una barrera, un muro que cruzas sin saber que te vas a encontrar del otro lado. Se te acelera el pulso como si el beso fuera la represa que se abre para dejar que un rio de sensaciones te recorra. Los besos no se dan con la boca, los besos se dan con todo el cuerpo. Los besos se dan con la memoria. Los besos son puentes que unen territorios imposibles, son la prueba que nuestra alma necesita. ¿Técnicamente que es un beso? ¿Dos bocas que se juntan? ¿Respirar el mismo aire? ¿Eso es un beso? Hay besos que no deseas, o no esperas, pero que llegan y no te sorprenden. Lo que te sorprende tal vez es que no sabes cómo ni por qué, pero te empieza a gustar. Eso sí que es inesperado.

I like it.

Me gusta la espuma del mar, me gustan las galletas Oreo, me gusta dormir, me gusta el cielo, me gusta sentir calor cuando me da el sol en la cara, me gusta el sonido de las olas, me gusta cantar en la ducha, bueno… Me encanta cantar en la ducha. Me gustan las caricias que me quitan el pelo de la cara, me gustan las sonrisas y las horas interminables hablando. Me gusta romper el papel por las líneas de puntos, chupar el Colacao que se queda pegado en la cuchara. Me gusta acercar la cara a los ventiladores y gritar, me encanta gritar y sentirme libre.Me gusta explotar burbujas, me gusta reír, me gusta el color gris, el azul, el negro, el amarillo y el violeta, me gustan todos los colores. Me gusta coger la nata con el dedo y ponersela a alguien en la nariz. Me gusta la gente que escribe en cualquier sitio, en servilletas, cuadernos, manos, paredes. Me encanta leer, y salir de mi realidad durante muchas horas. Me gustan los cuentos, los que acaban bien y también los que no. Me gustan los corazones dibujados en los árboles, me gusta el olor a gasolina, a nuevo y a papel. Me gusta el olor de las personas y también el recuerdo que ese olor me trae. Me gusta el olor a lluvia, a café recién hecho y a tostadas. Me gusta la gente que se besa por la calle, me gustan los atardeceres y ver amanecer. Me gustan los lazos, los zapatos de tacón y las gafas de sol. También abrir un libro y ver fotografías viejas o entradas de cine. Me gustan las cosas pequeñas y los detalles. No me gustan las marcas, pero sí las señales. Me gusta ser niña y adulta a la vez. No me gusta crecer, ni tomar decisiones pero me gusta vivir, aunque a veces diga que no. Me gustan mis ojos, pero odio mi nariz. Me gusta abrazar, y que me abracen. Y el frío, me encanta el frío. Me encanta el silencio y la música. Me gusta lo moderno. Me gustan las noches, ver la luna desde el balcón y las películas de amor. Me gustas tú.

Ella es increible.

Yo, como muchas de vosotras, tengo la suerte de contar con alguien siempre, pero no son cuatro, ni tres, ni dos personas: Solo una esta ahí siempre. Las otras están de vez en cuando o casi siempre y son geniales, pero como ella no hay otra. La que sabe que te pasa sin preguntar o la que se preocupa por preguntártelo. La que vive los peores y mas tristes momentos a tu lado y también los mejores y alegres momentos. La que es como una hermana, la persona mas divertida y aburrida del mundo. La que lo es todo y a la vez nada. La que aunque te haga la peor de las putadas, nunca la podrás olvidar. La que es capaz de darte lo que necesitas y lo que no sin esperar nada a cambio, la que te dice la verdad dolorosa para no destruirte con la mentira. Solo ella, tu MEJOR AMIGA, es capaz de hacer todo eso y mas, de serlo todo para ti y de quererte siempre.

Te quiero.

-Grítame.
- ¿Qué?
- Lo que has oído, grítame, fuerte, muy fuerte. Grítame todo lo que no quiero oír. Todos mis defectos, las cosas que no soportas de mí. Enfádate conmigo, dime que soy una niñata mimada y quejica, que a ver si un día maduro. Dime todo eso que la gente no le dice a los demás, dime lo que verdaderamente piensas de mí. Pero después de eso, hazme un favor, solo uno. Dime que me quieres, pese a todas las cosas que me has gritado.

Escapemonos, donde nadie pueda vernos.

Cualquier lugar es perfecto para estar a tu lado, cualquier lugar, cualquier momento. ¿Pero... que te parece París, en la Torre Eiffel, bajo ella, dándonos un beso? ¿O qué tal en Nueva York, en lo más alto de la Estatua de la Libertad, mientras me dices te quiero? ¿Y en Hollywood? ¿Subirnos a lo más alto del mirador mientras vemos como toda la ciudad de Los Ángeles anochece? ¿La verdad, me da igual. Vámonos a París, Nueva York, Hollywood, Londres... o a Australia. Vámonos al sitio mas apartado del mundo y allí, en ese preciso instante, tú y yo, dime un SIEMPRE PEQUEÑA, SIEMPRE.

Puedes llamarlo magia, pero se llama baloncesto.

¿Cuánto deseas ser jugadora de baloncesto?
Identifica tus puntos débiles, trabájalos hasta que se conviertan en tus puntos fuertes. Trabaja tus puntos fuertes buscando la perfección. Si dependes demasiado de una mano, trabaja la otra. ¿Eres lo suficientemente fuerte?¿Eres lo suficientemente grande?¿Te apasionas?¿O solo te enfadas?. Corrige tus errores. ¿Eres el general o un simple soldado?¿Héroe de batalla o carne de cañón?¿El juego gira a tu alrededor o te pasa de largo?¿Vas a por todas?¿Sin dudarlo?¿Cuándo jugaste tu ultimo partido?¿Cuándo es tu próximo entrenamiento?¿Eres capaz de aguantar 40 minutos?¿Más el tiempo añadido?¿Tirarías el triple decisivo?¿Te lo permitiría el entrenador?¿Lo marcarías?¿Lo meterías?¿Puedes hacer que la pelota haga lo que tu quieras?¿Puedes encestar a 5 metros?¿A 12?¿A 16?¿Desde medio campo?¿Con tu defensa encima?¿Eres el primero en llegar al entrenamiento?¿El último en salir?¿Eres lo suficientemente rápido?
¿Sabes que vas a hacer antes de recibir el balón?. Algunos dicen que la primera canasta la tienen en su cabeza, ¿qué hay en la tuya?

Do you really want to be forever?

Si no tienes nada, no tienes nada que perder.

-No has cambiado eh, aún sigues teniendo la manía de dejar todo por el suelo.
+No, no he cambiado, conservo esa manía, me recuerda a ti.

Ven, cobarde. ;)

No te engañes.

Desde niñas nos enseñaron a buscar al hombre que sería perfecto para nosotras, y a tener claro que si no es así , no pensamos tener nada con él.
Nos enseñaron que tenia que ser guapo, tener estudios, que fuera un abogado, un medico, un ingeniero, alguien importante. Que fuera como un príncipe azul, cariñoso, rico, tenia que hacerte sentir especial, ser romántico pero no empalagoso, inteligente, sincero, detallista, divertido. Que nos quisiera por encima de todas las cosas, que cada minuto pensara en ti, que se llevara bien con tu madre, con tus amigas, que fuera encantador, que nos sacara una sonrisa todos los días, que estuviera dispuesto a lograr lo imposible por nosotras y blá blá blá.
Y todo este rollo para después quedarnos con el primer tonto que se nos cruza, y con el que más nos hace sufrir. Está claro que aprendimos mal la lección.

Es la moda. ;)


I think everything is going to be all right.

Pero no, de hoy no pasa.


No, no voy a negar que me gustases mucho. Vale, tampoco que deseaba que fuese a mí a la que le dijeses te quiero al oído. Ni que lo habría dado todo por ti. Pero no amor, mi época más absurda ya pasó y, si de los errores se aprende, contigo me he llevado una muy buena lección.



lunes, 24 de enero de 2011

Increible, ¿verdad?

Soñar, sonreír cada día, imaginar, escribir mil y una veces su nombre, trasnochar, madrugar, llorar, tener celos de cualquiera, híperventilar, hacer planes, sentir que nada más te importa.


Sí, yo también tengo la estúpida manía de enamorarme. 

domingo, 23 de enero de 2011

Un todo o un nada.

Quiere creer que la vida es una sola cosa, un bloque entero que se inicia al nacer y acaba al morir, y es o bueno o malo, y hay unos seres a los que les toca lo bueno y a otros a los que les corresponde lo malo, pero se equivoca. La vida está hecha de pedacitos sueltos de todos los colores. Cosas que vives, cosas que sueñas, un poco de lo que te dice el vecino, otro poco de lo que imaginas; un trozo de pizza, dos capuchinos, una caída y una canción; dos raticos de sol, uno de dolor, una zambullida en un mar calmo, una ola despistada que te eleva, otra que te hunde.

Mierda.

Ella llevaba unos pantalones y una simple camiseta. Se decía a si misma que no iba a llorar, que no se lo permitiría. Cogió su guitarra, esa vieja que una vez fue de su madre, a la que echaba de menos, salio al jardín y empezó a escribir y a componer canciones.
La primera la dedico a su madre, y decía algo así: "Gracias por esas sonrisas, no se te olvida"
E, irrevocablemente, la segunda fue para él. Escribió todo lo que habían vivido, y como de un plumazo aquello había terminado.

No queremos ser como los demás. ;)

Are you ready?

El miedo. ¿Sabes realmente lo que esto es? “Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.” Así lo define la Real Academia de la lengua Española. Yo, por mi parte, no estoy de acuerdo con ello. Dices que tienes miedo a las arañas, a distanciarte de tus amigos, o a caerte. Pero, en realidad no es a eso a lo que temes. Quizás, sea a que esa araña sea más valiente que tú, a ser tan poco importante para ellos, que la distancia gane a la amistad o, simplemente, a no poder levantarte.

Has tenido suerte de llegarme a conocer.

No soy lo que de dice alta, más bien de estatura media.
No me gusta que me vean llorar, y mucho menos contarle mis problemas a los demás.
Estoy contenta muy a menudo o, tal vez, finja estarlo, pero cuando me siento bien no hay quien me pare.
No se cantar y nunca me han enseñado a sonreír, tuve que aprender sola.
Soy incapaz de estarme quieta.
No soporto que me hagan la pelota, los semáforos en rojo, ni que me enciendan la luz de madrugón y me hagan volver a la realidad.
Me enerva no saber lo que quiero, y al mismo tiempo saber que lo que quiero no se puede tener.
No aguanto que la gente me ignore cuando hablo.
Me gusta mirar la hora, pues es lo único que hace que me de cuenta de que el mundo sigue, sin importarle que pase o haya dejado de pasar.
Tengo mil millones de defectos, sí.
Soy tonta y me entero de cosas que me gustaría no enterarme.
Soy incapaz de quedarme callada dos minutos, o de no reírme cuando no debo.
No tengo el mejor cuerpo, ni ojos preciosos, ni labios increíbles, y de lo que me falta en una parte, me sobra en otras.
No me enamoro con facilidad, mas no voy a negar que me rayo bastante por payasos.
A veces me vuelvo loca, y grito, muchas veces.
Cometo fallos, y me molesto con facilidad.
Cuando me doy cuenta, que es una tontería, pido perdón y digo que nunca más volveré a hacerlo, pero los dos sabemos que dentro de una hora, volverá a pasar.
No soy la más simpática, es más, a menudo soy muy borde, pero, sin embargo, doy todo por quien quiero.
Si me pillas de mala ostia te aconsejo que no te acerques, pero si me pillas de buenas, aunque no quieras, sonreirás al ver mi sonrisa.
Hago amigos con una facilidad increíble, al igual que enemigos.
Voy con las uñas mal pintadas y me cuesta encontrar el regalo perfecto.
De acuerdo, pienso a menudo en tonterías y no llego a ninguna parte, lo sé, no soy perfecta, pero tampoco me preocupa demasiado.

Gracias.