domingo, 3 de abril de 2011

Conocer, poseer, dominar, admirar.

Su mano se posa en su nuca timidamente y sus dedos acarician cada centimetro de su espalda como si fuera la mas suave tela.Sus ojos aun no se atreven a mirarla a los ojos,asi que no se explica el motivo de por que esta casi convencido de que ella le esta mirando.Sonrie.Tal vez solo sea la situacion,pero su mano sigue bajando por el cuerpo de ella.Jamas a imaginado una piel tan bella,un oleo para sus deseos mas intimos.Su voz suena lejana,casi parecen estar en habitaciones distintas a pesar del contacto de sus labios.El suelo se mueve debajo de sus pies y el techo deja paso a un cielo azul.Ella pone su mano en su pecho,siente los latidos de el.Se aceleran por momentos y se encadenan con los suyos formando una melodia que incita a abrazarse.Pero el abrazo se vuelve mas intimo cuando su espalda se posa en el cabezero de la cama y sus pechos se unen en una silueta que derrocha pasion y deseo.No tienen calor ni frio.No es cobarde,pero tiene miedo de que sus piernas sigan rodeando su cintura.Ella besa su torso mientras su dedo se mantiene en la boca de el,indicandole que guarde silencio y sus labios bajan recorriendo un camino por el que an pasado tantas otras antes pero ninguna como ella.El es consciente de que la quiere,no un sentimiento vanal ni superficial,no profundo ni hermoso,ni iluminador de salas oscuras.Pero tan puro que asusta,y el deseo casi puede acerse fisico y palpable.Nada de eso tiene sentido cuando una humeda sensacion recorre su columna y el solo `puede pensar que tiene suerte y esta noche ella lo sera todo para el.
Tal vez mañana también.


2 comentarios:

Gracias.