martes, 25 de enero de 2011

Pero no, de hoy no pasa.


No, no voy a negar que me gustases mucho. Vale, tampoco que deseaba que fuese a mí a la que le dijeses te quiero al oído. Ni que lo habría dado todo por ti. Pero no amor, mi época más absurda ya pasó y, si de los errores se aprende, contigo me he llevado una muy buena lección.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias.