martes, 25 de enero de 2011

Puedes llamarlo magia, pero se llama baloncesto.

¿Cuánto deseas ser jugadora de baloncesto?
Identifica tus puntos débiles, trabájalos hasta que se conviertan en tus puntos fuertes. Trabaja tus puntos fuertes buscando la perfección. Si dependes demasiado de una mano, trabaja la otra. ¿Eres lo suficientemente fuerte?¿Eres lo suficientemente grande?¿Te apasionas?¿O solo te enfadas?. Corrige tus errores. ¿Eres el general o un simple soldado?¿Héroe de batalla o carne de cañón?¿El juego gira a tu alrededor o te pasa de largo?¿Vas a por todas?¿Sin dudarlo?¿Cuándo jugaste tu ultimo partido?¿Cuándo es tu próximo entrenamiento?¿Eres capaz de aguantar 40 minutos?¿Más el tiempo añadido?¿Tirarías el triple decisivo?¿Te lo permitiría el entrenador?¿Lo marcarías?¿Lo meterías?¿Puedes hacer que la pelota haga lo que tu quieras?¿Puedes encestar a 5 metros?¿A 12?¿A 16?¿Desde medio campo?¿Con tu defensa encima?¿Eres el primero en llegar al entrenamiento?¿El último en salir?¿Eres lo suficientemente rápido?
¿Sabes que vas a hacer antes de recibir el balón?. Algunos dicen que la primera canasta la tienen en su cabeza, ¿qué hay en la tuya?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias.